Entradas

El demonio ha muerto... cuidado

Imagen
Ha muerto un grandísimo hijo de su madre al que mucha gente todavía rinde y rendirá admiración. Los humanos somos así de incorregíblemente estúpidos, todos, en mayor o menor medida; es parte de nuestra esencia humana: Quien no es devoto de un demonio de verdad como este, lo es de alguna virgen de cera, de un ídolo de barro o madera, de un equipo de fútbol, de una ideología política, del alcohol y el tabaco, de pastillas, o de cualquier otra fuerza superior (alienadora) que nos permita vivir felices, con respuestas fáciles y rápidas para afrontar tanto el día a día como el oscuro destino que nos espera a todos, y al que ha llegado hoy el malo de Charles Manson, cuyo cuerpo descansa en paz, mal que os pese. Y cuidado: no le miréis mucho a los ojos, o vendrá a visitaros esta noche, porque su espíritu demoníaco no ha muerto, y lo sabéis.



Aroma fascista

Imagen
Es terrible imaginar que muchos niños catalanes crecerán creyendo que democracia es el golpe de estado fascista que van a ver, oler y palpar dentro de unas horas. Todavía espero que al final todo quede en un chiste malo, que sepan ver ellos mismos la cutrez y la manipulación que ha conducido a sus padres a protagonizar un capítulo más de la historia negra de la estupidez y la sinrazón humana.

Aprendamos ya, de una vez, que no hay nacionalismo bueno, ni el tuyo ni el mío.


http://www.elmundo.es/espana/2017/09/26/59c91dbf468aebe2658b4590.html

El sueño nacionalista y la muerte del Barça

Imagen
(Esto que escribo tiene mucho de política ficción y es también un ejercicio de responsabilidad como ciudadano español. Mi objetivo es llegar al menos a un independentista catalán. Muy probablemente nunca ocurra nada de esto, o así lo espero)

Ha llegado el momento de mezclar deporte y política, porque la hipotética independencia catalana supondrá, además de otras muchas consecuencias en asuntos más importantes, un gran perjuicio para el deporte catalán (y el español, aunque en menor medida). Me espanta ver cómo los independentistas ocultan o niegan estas y otras consecuencias necesarias de su desafío soberanista. Llego a creer que realmente ni se las han planteado. El independentismo catalán, como todo movimiento nacionalista (romántico, sentimentalista...) no tiene los pies en el suelo: vive su día a día en Babia. El día que Catalunya se independice, se acabará el sueño y muchos que hayan votado a favor abrirán los ojos a una realidad muy diferente de la que esperan, y sin vuelta atrá…

Monstruos

Imagen
Con los pitos a Piqué me ha parecido entender mejor de dónde surge el independentismo catalán. Nos quejamos, y con razón, de la cerril y trasnochada absurdez catalanista, pero nos cuesta más (a mí el primero) percibir y censurar el rancio sentimentalismo fascistoide español, de similar textura, o más arrugada, dada su mayor antigüedad. Y es que se parecen mucho ambos fenómenos, tanto como si fueran padre e hijo. Un hijo que huye de un padre aterrador y que acaba convirtiéndose en un monstruo igual o peor. Acabemos ya con los engendros nacionalistas, antes de que lo devoren todo.

Paternidad responsable católica

Imagen
El Papa afirmó ayer que los católicos no deben ser "como conejos".

“Essere cattolici non significa fare figli come conigli”. 

La imagen y la expresión en vivo me resultan todavía más impactantes. Pero exactamente ¿qué quiere decir el Papa?, ¿que los matrimonios de buenos católicos no tienen que estar todo el día practicando el acto sexual? (ya lo suponemos), ¿una vez a la semana tal vez? (¿síiii?) ¿una vez al mes? (¿tantooo?), ¿al año? (uff). Pero amiguete, hago cuentas e, incluso una vez al año, le podría salir a hijo por año a una pareja católica... ¿Entonces? ¿Nunca más puede "hacer uso del matrimonio" un buen católico humilde a partir de cierto número de hijos?

Paternidad responsable: claro que sí.

Pero ¿qué religión quiere vender este hombre? Supongo que la que practica él desde su celibato y poco más, la religión de su diosecillo interior, que no le permite practicar el impulso conejil que ha reprimido felizmente durante toda su vida, la religión de un buen sa…

La Última Pregunta

Imagen
Como un cuento de Navidad, así ha llegado este relato de Asimov a mis manos en este final de 2014. Fue publicado por primera vez en 1956, en la revista Science Fiction Quarterly. Me he sentido obligado a compartirlo en este blog, porque encaja como un guante aquí y en este momento. No deja de ser un cuento como cualquier otro de los que nos cuentan en estas fechas. No tiene desperdicio: no lo engulláis; saboreadlo.



Isaac AsimovLa Última Pregunta
I
La última pregunta se formuló por primera vez, medio en broma, el 21 de mayo de 2061, en momentos en que la humanidad (también por primera vez) se bañó en luz. La pregunta llegó como resultado de una apuesta por cinco dólares hecha entre dos hombres que bebían cerveza, y sucedió de esta manera:

Alexander Adell y Bertram Lupov eran dos de los fieles asistentes de Multivac. Dentro de las dimensiones de lo humano sabían qué era lo que pasaba detrás del rostro frío, parpadeante e intermitentemente luminoso —kilómetros y kilómetros de rostro— de l…

Tiempo

Imagen
Tenso hilo de oro...                                              espiral caprichosa;                                                                                 de un cabo pende la vida,                                              del otro tira la muerte. Muchos apresuran su fin:  viven para morir.                                                                                 Otros se aferran al paseo:  viven para no morir. Hay quienes creen y esperan:  mueren para vivir.                                                                                 Otros nacen ya rendidos: mueren para no vivir. Tenso hilo de oro...

                                             espiral caprichosa;                                                                                 de un cabo pende la vida,                                              del otro tira la muerte. Muchos huyen a sus guaridas: viven para morir.                                                                               Otros se …